Aceite de protección.


Este aceite sirve para consagrar y proteger los objetos destinados a los rituales y también para limpiar y proteger nuestro altar.

Para protegernos nosotr@s, podemos ponérnoslo en muñecas, cuello y palma de las manos. Así fortaleceremos y protegeremos nuestro campo áurico antes de iniciar cualquier trabajo mágico o en nuestra vida cotidiana.

Ingredientes:

frasco de cristal con tapa

aceite de semillas o neutro

1 rama de romero

1 rama de ruda

1 rama de canela

Unas gotas de esencia de canela

Unas gotas de esencia de ruda

Unas gotas de esencia de romero

Unas gotas de esencia de limón o unas gotas de limón

1 ónix pequeño

1 cristal de cuarzo transparente pequeño

Pellizquito de incienso de lavanda en polvo

Puñadito de sal gruesa

Procedimiento:

Encenderemos una vela blanca. Mezclamos los ingredientes en el frasco y los minerales los ponemos los últimos. Cerramos el frasco y lo sellamos con un poco de cera de la vela.

Hacemos girar el frasco, sin agitarlo, hacia la derecha para mezclar bien todos los ingredientes.

Una vez consumida la vela, guardamos el frasco en un lugar oscuro y seco y lo dejamos reposar durante 21 días.

A los 21 días está listo para usarlo.

© Morganna Barcelona