Angus Mac Og


 

Angus o Aengus es el dios celta del amor, la juventud y la poesía, Hijo de Dagda. Se le representa como un dios joven y atractivo rodeado de pájaros. Posee un manto de invisibilidad con el que podría protegerse a si mismo o a otros.
Una leyenda sobre Angus cuenta que, mientras dormía, se le apareció una joven bellísima; cuando despertó, estaba enamorado de ella, tanto que no pudo ni comer. A la noche siguiente, la misma joven se le volvió a aparecer en el sueño, esta vez tocando con un arpa una bellísima melodía. Al despertar estaba aún más enamorado que antes y cayó enfermo de amor.
Cuando Boann supo lo que le ocurría a su hijo, ordenó buscar a la bella mujer por toda Irlanda; tras pasar un año de búsqueda sin resultado, decidió pedir ayuda a Dagda. Hay fuentes que dicen que Dagda buscó también por un año sin resultados y finalmente pidió ayuda al rey Bodb el rojo que realizara la Búsqueda. Bobd el rojo buscó durante un año, hasta que localizó a la joven en el lago Boca de Dragón. Angus viajó al palacio del rey Bodb, donde le recibieron con honores y fue informado de la situación y llevado al lago, donde había 150 muchachas andando por parejas, encadenadas con cadenas de oro. Angus reconoció a su amada de inmediato. Según le dijo Bodb, era Caer, La hija del rey Ethal.
Al saber Angus de esto, fue a pedir la mano de Caer a su padre y ante la negativa de éste, se mandó un ejército al su palacio, haciéndolo prisionero. Ethal le explicó la historia de su hija: Al igual que el resto de las doncellas, pasaba un año de su vida en forma humana y el siguiente en forma de cisne. Si Angus lograba reconocer a Caer en forma de cisne entre todas las doncellas, podría casarse con ella. El 1 de noviembre, Angus fue de nuevo al lago Boca de Dragon,
donde vió a los 150 cisnes, también por parejas y amarrados con cadenas de oro. Angus identificó a Caer, se presento ante ella y le dijo que le gustaría sumergirse en el lago con ella y se transformó también en cisne. Ella le correspondió con su amor. Se sumergieron tres veces en el lago y después marcharon al palacio de Angus mientras entonaban una preciosa melodía que dejó dormido durante tres días a todos los que la oyeron. Desde aquel día, Angus y Caer son pareja.