Los Ancestros y la Antigua Tradición


En la Antigua Tradición, los Ancestros dan una gran parte del poder al oficiante. Podemos invocarles por agradecimiento y para sentirles más cerca, así podemos mezclar nuestra energía con la de ellos y conseguir todo el poder. No se solía invocar a un Ancestro “desconocido” porque haciéndolo las energías no terminaban de mezclarse adecuadamente.

En la Antigua Tradición era muy común abrir portales para pasar al mundo espiritual, al mundo de nuestros Ancestros. Los Ancestros están en otros planos de existencia, en “otras realidades” pero a nuestro alrededor y si “despertamos”, nos hablan, nos dan mensajes, nos tocan.

 

Altar para llamar a nuestros Ancestros:

En el altar pondremos

-mantel de color morado

-vela blanca

-vela negra

-un cráneo de animal

-incienso de mirra

-agua

-ofrenda

-fotos u objetos del Ancestro que queremos llamar, si tenemos

 

Una vez montado el altar en un espacio tranquilo, haremos una breve meditación para poder hacer nuestra dedicación y les invocaremos. Podemos pedirles consejo, agradecerles por su ayuda o pedirles que nos guarden y acompañen.

 

© Morganna Barcelona.