L@S BRUJ@S, DEBEMOS COBRAR O NO DEBEMOS COBRAR?


Una de las leyes dice: No aceptarás dinero por el uso de las artes, porque el dinero arruina al dador.

Es un principio universal que no se aceptará dinero o pago alguno por el trabajo mágico. Sin embargo, sí se puede cobrar por el Tarot o las Runas, ya que esas son consultas y tienen que ver más con la percepción que con trabajos mágicos.

Bueno, hemos de decir que tampoco vamos a arruinarnos comprando el material para realizar un ritual por encargo. Así que SÍ SE PUEDE COBRAR ese material empleado y también las horas invertidas en realizar el ritual.

Y no olvidemos que cobrar una cantidad razonable, también sirve para ahuyentar a los curiosos, a los que no creen en nuestro hacer y que vienen sólo con la intención de mofarse.

Tampoco es correcto vender objetos cargados o consagrados ya que eso es algo que se realiza de manera específica. Además, es considerado un arte mágico y no se puede vender lo que es SAGRADO. No se debe cobrar por la consagración o carga, pero sí debemos cobrar el objeto y también nuestro tiempo invertido.

NO cobramos por nuestras cualidades pero SÍ por nuestro tiempo. No podemos vivir del aire, tanto si tenemos consulta como si no la tenemos.

Hemos de desconfiar tanto de los que nos cobran una cantidad ridícula (porque no están valorando ni el objeto empleado ni a sí mismos, su tiempo) como del que nos cobra una cantidad desorbitada (porque si es una cantidad demasiado elevada, probablemente se quiera enriquecer a nuestra costa).

© Morganna Barcelona.