MAGIA CON LOS 5 ELEMENTOS


Los cinco elementos nos pueden ayudar a combatir vibraciones negativas que estén en el ambiente y nos afecten.

Estas energías pueden ser responsables de la aparición de enfermedades, la caída de la productividad de una empresa, la mala relación entre colegas de trabajo y todo tipo de diferencias y conflictos.

La mala energía tiene varios orígenes:

  • Emanaciones telúricas y vibraciones energéticas emitidas por mantos de agua.
  • Nuestros pensamientos son los principales causantes de fluidos negativos.
  • Podemos levantar envidias en nuestro entorno más directo.

 

 

Elementos:

Aire

Previene y disipa las vibraciones que quedan en un lugar después de una pelea.

Para invocar la fuerza positiva de ese elemento, poner todas las mañanas algunos pedazos de carbón para quemar en un rincón de la casa; también se pueden utilizar varitas de incienso de sándalo, mirra, musgo o violeta.

Tierra

Es útil para combatir personas y espacios que puedan entorpecer el progreso material. Para ello es importante tener una planta en casa, la oficina, local o empresa. Un cristal de cuarzo limpio en el escritorio, mostrador o en la entrada de casa, evita discusiones.

La turmalina negra también es especial para tratar este tipo de situaciones: limpia los ambientes y favorece a quienes los habitan. Por eso, es favorable tener una casa y otra en el sitio de trabajo. Por lo menos cada quince días, es conveniente lavarlas sin sumergir en agua y dejarlas expuestas al sol durante dos horas para que se recarguen.

Fuego

Combate los sentimientos de rabia y rencor; asimismo, evita tragedias. Para atraer la fuerza positiva de este elemento, encender cada semana una vela blanca y decir: “El poder de los Diosas me cuidan las espaldas por la izquierda, la derecha, el frente, lo alto de la cabeza y por debajo de los pies. Nada ni nadie prevalecerá contra mí. El fuego sagrado de los Dioses purifica mi hogar y libera a mis seres queridos del peligro. Así sea, así es, hecho está”.

Agua

Evita las malas vibraciones causadas por emociones negativas como el miedo, la rabia, la amargura, la tristeza, la envidia y el rencor. Para invocar la fuerza de este elemento, poner un vaso de agua con bastante sal y dejar una cuchara al lado boca arriba. Esto sirve para captar las energías negativas y absorberlas. Así, limpiaremos el ambiente. 

Éter

Este es el más sutil de los elementos y ayuda a resolver problemas espirituales. Para tener energía positiva en casa o el trabajo, poner en una pared el símbolo del pentáculo. Este irradia vibraciones positivas por todo el ambiente e induce a las personas a tener pensamientos positivos. También nos protege y aleja lo negativo.

 

© Morganna Barcelona