Ritual especial para esta Luna Llena del 24 de Diciembre de 2015.


RITUAL PARA CONECTAR CON NUESTROS ANCESTROS.
Como es la última luna llena del 2015 y es especial porque hace 34 años, creo, que no se daba una luna llena el 24 de Diciembre… os “regalo” un ritual especial. Para una noche especial. Igual muchos ya lo sabéis, pero eso no quita que sea un ritual especial para hacer en momentos especiales, no sólo en esta luna llena. Es el Ritual para conectar con nuestros ancestros.
Necesitamos:
– Imagen que nos una a nuestros ancestros: de un familiar, de una cultura antigua (Celta, Egipcia, Griega…). Podemos saberlo por un sueño o regresión. Sino, dejémonos llevar por lo que nos gusta. Sin más.
– Música relacionada con la imagen que vamos a poner.
– Vela dorada.
Limpiamos el espacio, abrimos el círculo, levantamos el pentáculo y colocamos la imagen y la vela en el centro del altar o delante nuestro. Ponemos la música, encendemos la vela delante de la imagen y meditamos unos minutos. En ese estado de meditación-recepción, dejaremos que nos invadan las imágenes, los sonidos, los sabores, lo olores que, probablemente, estarán relacionados con esos ancestros a los que estamos llamando.
Ésto nos ayudará a armonizar y sanar esa parte ancestral que quizás no somos capaces de entender. Dejaremos que la energía fluya para conectar con esa esencia ancestral, con nuestro linaje más antiguo.
Le daremos las gracias a la Madre Luna diciendo:
“Amada Madre Luna,
Tú que eres mi faro en la oscuridad de la noche,
Tú que eres esa inmensa luz de plata que todo lo integra,
Lleva mi reconocimiento profundo y sincero a todos mis ancestros.
Así sea, así es, hecho está”.
Una vez terminada la meditación, apuntaremos todo lo que hayamos recibido en una libreta. Apuntarlo nos ayudará a entender e integrar. A comprender por qué se nos ha mostrado. Igual tardamos un tiempo en entenderlo, pero lo terminaremos entendiendo porque “ellos” mismos se encargarán de que en algún momento crucial nos sea entendible.
No dejéis nunca de creer en la magia porque realmente existe…
© Morganna Barcelona.