BRUJAS, ESAS DAMAS MARAVILLOSAS

BRUJAS, ESAS DAMAS MARAVILLOSAS

En realidad “bruja”,”wich” en ingles tiene un significado hermoso y es “mujer sabia”, “wise woman”. La palabra bruja en castellano no está clara, pero parece ser que etimológicamente la palabra era “bruxa” o “bruixa”. Algunos expertos dicen que procede de la palabra pro celta “brixta”, que quería decir hechizo.                                                                           

En la cultura celta eran mujeres muy respetadas y se valoraba toda la ayuda que podían dar a todo un pueblo. Prestaban su  sabiduría para mejorar la salud, y el bienestar emocional con sus consejos, con lo cual eran personas de gran espiritualidad y comunión con todo lo creado.

Para mi eran mujeres fuertes y extraordinariamente inteligentes, que tenían un  gran conocimiento y estaban vinculaba estrechamente con todos los seres vivos y a la naturaleza. Hay que aclarar, que hoy en día existen las brujas y que son mujeres que practican rituales  desde los más sencillos para el bienestar de familiares y ajenos, a rituales para mover y activar protecciones. (Y otras cosas…).

Claro que hay algunas que se creen con un poder ancestral para hacer el mal, no hay tal poder diferenciado, pero allá cada cual con sus creencias. Lo que si deben saber es que todo tiene un precio, bien por bien, mal por mal.                                                                      

En todo caso, esto dependerá del talante y el carisma de cada persona y del modo en  que conciba ese don natural.

Tú decides que tipo de bruja quieres ser.

Las hay de condición amable y cálida.  Vivarachas y divertidas. Buscadoras de remedios. Historiadoras, médicos, enfermeras, farmacéuticas, psicólogas, maestras, azafatas, amas de casa y más.  Allá donde mires puede haber una bruja.

 Yo creo que algunas  mujeres no saben que lo son. Pero alguien debería decírselo para que sepan el privilegio que es formar parte de esta red mágica, tejida con hilos de sabiduría por los siglos. Hermanas en el camino.

Puede haber una bruja en cualquier lugar, pero recordad que son “mujeres sabias”, damas mágicas con mágica presencia, mujeres llenas de vida y amor. Madres, esposas, hermanas, amigas; más cercanas de lo imagináis y que se revelarán cuando estéis preparados para aceptar su condición.

Algunas se muestran abiertamente y aceptan su libertad de decidir sin miedos ni vergüenza, pues no hay nada por lo que  deban hacerlo.                                                                            

Poseen belleza o naturalidad y se aceptan tal como son, no hay estándares, pero lo que no son las brujas es: “señoras viejas y feísimas montadas en escoba y aliadas de lucifer”. Eso  es algo que fue impuesto por el oscurantismo religioso así  se dejaba el conocimiento en manos de algunas elites y, a las personas sencillas en la más profunda ignorancia, de forma que no podían recurrir a esos remedios naturales que les proporcionaban esas señoras del naturismo ancestral.

Ellas son bellas y saben que la diosa las bendice con el don de la creación, el amor y la diversidad. Así pues si crees ser una bruja  no temas es un don maravilloso con el que podrás realizarte y crecer. Busca a una maestra y pide que te inicie y te enseñe todo lo que puedes  ser y celebrar   de la vida de una Bruja, una dama maravillosa.        

© Luisa  Egea (Keyanna LeFey)

                                                                        

Los comentarios estan cerrados.