El Nudo de las Brujas

El nudo de las brujas es un legendario amuleto de protección. Está asociado con la capacidad de proteger o amarrar a tus seres queridos. En la antigüedad este nudo era solo para protección. Los hombres creían fielmente que las mujeres eran capaces de amarrar su virilidad con estos símbolos y un par de hechizos.

La leyenda dice que “El Nudo de las Brujas” es también conocido como Nudo de la Magia o Encanto de Bruja. El nudo se hace a menudo en la Cuerda Sagrada del practicante, la que lleva atada en la cintura. La historia nos cuenta que los brujos utilizan cuerdas anudadas para “atar” y por tanto controlar el clima, para crear círculos de protección y para atar cosas Mágicamente. Los hombres de la Edad Media creían que las mujeres  podían inmovilizar el flujo sexual usando el Nudo Mágico femenino. Las mujeres gitanas desataban los nudos de la ropa de las mujeres que estaban pariendo y se soltaban el pelo, para que no se “atascara” el parto. Por eso vemos en él, también, cuatro Vessica Piscis entrelazadas. Las brujas usan cuerdas para atar, anudar las situaciones personales difíciles o enfermedades. Crean círculos de protección para enviar a través de la cuerda donde se ha hecho siete nudos, energía y fuerza a la persona que lo necesite. Por eso a esta cuerda se unen los cuatro elementos de la naturaleza, los cuatro pilares de la magia, en torno al círculo de protección y al servicio de quien lo necesite.

Es un amuleto cargado de profundo simbolismo:

La figura tiene cuatro brazos ovalados (similares a la de la triqueta o triskel), unidos por un rombo central y sobrepuesto a un círculo.

Los cuatro brazos están vinculados con los principales elementos de la Magia Natural: los cuatro elementos (Agua, Fuego, Tierra, Aire) y los cuatro puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste). Simbolizan los elementos unidos, que son capaces de devolver todo lo malo que nos mandan, ya que se considera un símbolo de protección y se usa para vencer a los enemigos o apartarlos.

El círculo que recorre los cuatro brazos del Nudo de las Brujas, refleja el ciclo de los elementos y el enlace energético entre todas las formas de vida. Es uno de los símbolos primarios que representa el espacio sagrado o consagrado.

Asimismo, el rombo central hace referencia al Tercer Ojo o Nido de Serpientes, el centro de la sabiduría y el despertar de la conciencia.

Las espirales forman el signo de la serpiente, el más antiguo símbolo de la energía femenina.

La Vesica Piscis es un símbolo mundial de la fuerza creativa femenina que dio origen al universo.

Este Nudo está coronado por las cuatro fases lunares y el pentagrama de protección en el centro.

Esta combinación de símbolos hace del “Nudo de Brujas”, una impresionante representación inspiradora de la fuerza y poder femeninos.

Este amuleto anula los hechizos y la negatividad de fuentes externas. Es un medio de defensa, pero también puede ser de ataque. Mucho depende de la persona que lo esté utilizando. Algunos practicantes de brujería, usaban este talismán para evitar que una persona les hiciera daño.

La imagen del Nudo de las Brujas también hace referencia a elementos de la Geometría Sagrada.

© Morganna Barcelona

Los comentarios están cerrados.