La vida de una Bruja

    • Es prender una vela diariamente en honor a los Dioses, encomendándose a ellos en perfecta confianza y armonía.

 

  • Reconocer que sin ellos nada tendríamos, nada seríamos.

 

 

  • Es agradecerles el sustento en los festivales de la cosecha, la vida en las fiestas del fuego y la magia en las noches de luna llena.

 

 

  • La vida de una bruja es danzar con la música de los ríos y lagos, cantar las melodías de los bosques y los valles, tomar la sabiduría de los animales; poder leer las enseñanzas escritas en la naturaleza y la vida, escuchar el susurro de la tierra, porque sabe que de todo esto es parte de ella.

 

 

  •  La vida de una bruja es el amor perfecto, amarse a una misma y a todos, entregarse a todos y a uno, es cuidar que todo lo que pensemos, digamos y hagamos jamás dañe a nadie, ni siquiera a nosotras mismas.

 

 

  • Una bruja no discrimina, no agrede, no se burla, por el contrario acepta, ayuda y aconseja.

 

 

  • Ser bruja es agradecer el despertar del nuevo dia, disfrutando la caricia temprana del Padre Sol en la cara y del aroma del rocío de la Madre Tierra, regocijándose en el canto de la hermana ave que saluda en la mañana.

 

 

  • La vida de una bruja es ser nosotras mismas nuestra mejor amiga, pues nos conocemos no sólo por fuera si no también por dentro a la perfección. Es consentirse, cuidarse, amarse ; es entenderse como un ser perfecto, hermoso y sublime , es reconocerse como mujer poderosa fuerte, libre, inteligente y creativa porque sabemos que somos hijas y reflejo de nuestra Señora, la Triple Diosa.

 

2 respuestas a «La vida de una Bruja»

  1. Es verdad yo estoy empezando en la religión wicca me encanta y no hago daño a nadie ,diaria mente hago plegarias enciendo mi velas y doy gracias a los dioses.un beso morgana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*