Los sueños

Hay muchas cosas que todavía no entendemos sobre el sueño. Sabemos que hay ciertos cambios que ocurren en el cerebro, y que existen algunas teorías (pero solo teorías) que tratan de explicar muchos aspectos del sueño, en general, y de la capacidad de soñar, en particular.

Tradicionalmente, se ha pensado que el sueño es una forma de procesar y acumular lo sucedido durante el día. En la actualidad, cada vez más investigaciones apoyan esta hipótesis. Imagina que el cerebro es como los intestinos, sugiere Rubin Naiman, psicólogo clínico especializado en la medicina integral del sueño de la Universidad de Arizona. “Por la noche, el cerebro digiere y filtra metafóricamente la información, al igual que los intestinos”, afirma. “Lo que el cerebro guarda es parte de quiénes somos”. El sueño es como el sistema digestivo del cerebro.

Fuente: http://www.huffingtonpost.es

¿Como se clasifican los sueños?

Sueño ordinario u etérico: Es el tipo de sueño cotidiano cargado con las cuestiones emocionales de la vida interior y exterior.Al igual que ocurre con las definiciones acerca de qué es un sueño, las clasificaciones basadas en los contenidos de un sueño son muy variadas. Éstas me parecen las más esclarecedoras:

Sueño de sabiduría o itérico: Es el tipo de sueño en el que el contenido, la simbología o las sensaciones nos revelan que hemos adquirido conocimiento de fuentes elevadas y que potencialmente tenemos oportunidad de aplicar este conocimiento en nuestra vida diurna.

Sueños psíquicos: Despliegan el desarrollo de nuestras capacidades intuitivas implicando percepciones espontáneas en el tiempo y en el espacio que no pueden basarse en nuestro conocimiento exterior. Por ejemplo telepatía (conocimiento de hechos paralelos) o clarividencia (conocimiento de hechos que tienen lugar en el futuro).

Sueños recurrentes: Los que aparecen varias veces tal cual o con ligeras variaciones. Han de ser considerados como sueños de importancia que reflejan pautas fundamentales en la psique del soñador, pautas que, de alguna manera, están “bloqueadas” y no pueden fluir o cambiar.

Sueño predictivo: Es el que representa acontecimientos literales acerca del futuro.

Sueño de prospectiva: Es aquel orientado al futuro, pero que sólo representa potencialidades o alternativas de acción.

Sueño de confirmación: Es el que refleja significativamente un nuevo paso que hemos dado en nuestra vida y sentimos el aval de nuestra sabiduría interior.

Sueños lúcidos: Describen el estado de sueño en el que experimentamos fuerza de voluntad y libre albedrío. El soñador comprende que está soñando, como si observara un sueño dentro de otro sueño.

Sueño grandioso: Aquel que evoca un sentimiento especialmente poderoso y que contenga un simbolismo universal y trascendente. Nos produce respeto por su significado y nos proporcionan una dirección curativa en la vida. Suelen tener una cualidad sincrónica con aspectos del exterior.

Sueño de la sombra: Es protagonizado por la sombra, o aspecto reprimido, en el que hacemos algo extraño o algo que no nos atreveríamos a hacer en la vida exterior. Nos sorprende por nuestra instintividad, violencia o cualquier otra cuestión oculta.

Pesadillas: Sueños de ansiedad extrema en los que aquello a lo que uno no se enfrenta conscientemente surge con plena fuerza inconsciente creando miedo o una sensación de peligro de aniquilación o un miedo indeterminado.

Fuente: http://www.mind-surf.net/

Mi opinión (de la autora)

A mi parecer los sueños son, en principio, el resumen de todo lo acontecido en nuestro día a día, preocupaciones, ansiedades, deseos ocultos, etc., pero entiendo que no conocemos ni por asomo el alcance que tiene la mente de los seres humanos, y por ello no podemos obviar según que conceptos, como sueños premonitorios o los sueños que nos trasladan a vidas pasadas.

Recuerdo, que cuando mis hijos eran pequeños, mis sueños estaban todos relacionados con la ansiedad de perderlos, que se hicieran daño o que les hicieran algo malo, todo eran angustias, y estas quedaban reflejadas en los sueños, pero también recuerdo sueños en los que mi abuela (ya fallecida) me miraba con una sonrisa diciéndome, “todo irá bien, tranquila, descansa”, o mi abuelo (también fallecido) que me reñía, y yo al despertar me daba cuenta de lo que quizá había hecho mal.

Los sueños siempre tienen esa parte paranormal que nadie sabe descifrar, solo nosotros mismos.

Esta es mi humilde visión sobre los sueños, no soy psicóloga ni psicoanalista, ni médico, es la opinión personal de alguien a quien también le gusta investigar el porque de las cosas y una de ellas son los SUEÑOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*